11. jul., 2017

POR FALTA DE MANTENIMIENTO Y CASO OMISO DE AUTORIDADES ESTATALES Y MUNICIPALES, EL EXCONVENTO...

Contextos Regionales

Oxtotipac, Otumba, Estado de México.-  El exconvento de San Nicolás de Bari, la joya más pequeña de América Latina, está en riesgo de sufrir daños irreparables, por falta de mantenimiento y desinterés por parte de autoridades estatales y municipales. Este monumento histórico, único en nuestro continente, presenta filtraciones de agua y humedad del subsuelo; en lo que respecta al exterior, la humedad y escurrimientos son alarmantes en épocas de lluvia.

En suma, la urgente necesidad de restauración en este monumento histórico es requerida en un 80 por ciento de la construcción. Los pasillos y corredores internos que dan acceso al museo de dicho convento,  se inundan demasiado, provocando que la humedad y deterioro se incrementen día con día. 

No podemos perder un monumentos de gran importancia internacional y patrimonio de la humanidad. Cito : "Su fachada se observa como un relicario con sus dos rosetones octagonales, cuya entrada está enmarcada con un arco de medio punto decorado con flores, un cordón franciscano ciñe el extradós del arco de ingreso. En la planta alta se ubica la capilla abierta. En el convento que está consagrado a San Nicolás de Bari, se encuentra el bautisterio con una pequeña pila bautismal de la misma época. Al ingresar a este monasterio se apreciaran las pequeñas dimensiones que tiene este edificio de pasillos estrechos, techos bajos y claustro pequeño. Es el monasterio más diminuto que los frailes franciscanos construyeran en la Nueva España en el siglo XVI. Un pequeño museo enriquece la visita a este peculiar lugar". 

El párrafo citado arribe corresponde a la difusión que hace el gobierno del Estado de México de este convento y lo clasifica como el mayor atractivo de Otumba; sin embargo, la realidad es otra; simplemente no hay interés por restaurar esta joya histórica en ningún nivel de gobierno porque representa gastos millonarios que no están dispuestos a sufragar.

El presidente municipal de Otumba, José de Jesús Jesús Alfaro Rojas, obviamente, no ha mostrado ningún interés en atender este reclamo social; ya desde el supuesto recorrido por las comunidades de este municipio, antes y después del proceso electoral de hace dos años, de donde surgió su Plan de Desarrollo Municipal, según informó él mismo, en su toma de protesta, pues resultó ganador en la contienda electoral por el Partido del Trabajo (PT), mostró con claridad, que no conoce en vedad a su municipio, ya que el presupuesto ejercido por dicho alcalde, no contempló ningún trámite de restauración de este convento en la Cámara de Diputados y mucho menos, en la Secretaría de Turismo. Esperemos que para el próximo año y último de su administración, pongan más atención al respecto.