26. oct., 2017

Se presentará en el Senado un punto de acuerdo para la prevención del cáncer de mama mediante estudi

 

Hasta 15 por ciento de los diversos tipos de cáncer están relacionados a factores hereditarios.

 

Contextos Regionales.- Maritza Zárate. La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo, anunció que se promueve un punto de acuerdo  para solicitar la asignación de recursos para la prevención del cáncer mediante estudios genómicos.

Al presidir el panel “Detectar a tiempo no cuesta”, en el marco de la conmemoración de Octubre como el Mes del Cáncer de Mama,  Gastélum Bajo destacó que este padecimiento es uno de los problemas más serios en salud.

En México,  el cáncer de mama es la primera causa de muerte en mujeres mayores de 25 años y el incremento en el número de casos y mortalidad se asocia de manera importante a los estilos de vida poco saludables y  envejecimiento, pero existen también factores hereditarios, de ahí la importancia de la prevención del riesgo de que se pueda desarrollar la enfermedad, antes de que se presenten los síntomas de la misma

Al referirse al panorama de estudios genómicos, la doctora Alejandra Camacho Molina, del  Instituto Nacional de Neurología, precisó que el 85 por ciento de los diversos tipos de cáncer de mama se dan por aspectos diversos, como ambientales o estilos de vida, pero existe un porcentaje relacionado a aspectos genómicos o hereditarios.

Existe entre 10 y 15 por ciento de  cánceres hereditarios,  de mama y ovario se dan principalmente por dos genes y los estudios genómicos resultan de gran importancia para la prevención primaria de la enfermedad.

“La petición es realizar los estudios genéticos disponibles para la población, no hablamos del 100 por ciento de los diversos tipos de cáncer, sino del 15 por ciento”, acotó al puntualizar que la prevención es más económica en términos financieros, que la atención y su probable cura de este padecimiento.

El especialista Jorge Morán consideró que el tema del elevado costo en el mercado de las pruebas genómicas se puede disminuir, si se permite a las empresas tener acceso a los pacientes, pues esto permitiría hacer economías de escala.

En México, apuntó, existe una clínica de cáncer hereditario, que no es suficiente, pues se requiere llegar al mayor número de pacientes posibles, para lograr mayor cobertura y, por ende, salvar más vidas.

El director general adjunto del Instituto Nacional de Cancerología, Ángel Herrera Gómez, refrendó la importancia de la prevención del cáncer de mama, pues en México se registran 1.5 millones de casos nuevos al año, con un índice de 500 mil fallecimientos, que pudieron evitarse.

Otro aspecto preocupante es el de la edad, pues en nuestro país se ha empezado a registrar el cáncer de mama es en mujeres de 27 años, cuando en Estados Unidos y países de Europa la edad menor es de 40 años.

En México la edad promedio en que se detecta la enfermedad es de 54 años y el 12 por ciento corresponde a mujeres; en Estado Unidos la edad promedio es de 65 y en Japón sólo el tres por ciento corresponde a féminas de   40 años.

Santos Regino Uscanga Sánchez, de la Asociación Mexicana de la Lucha contra el Cáncer, refirió que uno de los aspectos más preocupantes entre el 70 y 80 por ciento de los casos se detectan en etapa avanzada, por lo que la mayoría de las pacientes no alcanzan a iniciar su tratamiento en nueve semanas, que marca la normatividad vigente,.

Esto no obstante que en México sí se cuenta con la capacidad suficiente para la detección y atención de la enfermedad, pues existen mil 400 unidades médicas,  14 mil centros de salud y se han adquirido más de 800 mastógrafos, con los cuales se pueden atender a las mujeres más susceptibles a contraer cáncer, de 25 a 69 años, las cuales  suman alrededor  30 millones.

En el evento participaron Lorena Hernández y Guadalupe Mayorga, quienes dieron sus testimonios de vida.